VUELACERCAS

Columnistas

CHARLANDO BEISBOL

ZONA DE CONTACTO

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

TIRABUZÓN

Por Salvador COSÍO GAONA

CERRADA Y EMOCIONANTE SERIE FINAL PROTAGONIZAN RANGERS Y D-BACKS

Tras el importante triunfo de anoche en patio ajeno sobre los Diamondbacks de Arizona, Rangers de Texas han logrado tomar de nuevo la delantera en esta edición 119 de la Serie Mundial de las Grandes Ligas colocándose así a solo dos victorias de la conquista del título del Clásico de Otoño, que nunca en toda su historia han podido llevar a sus vitrinas.

Los Rangers comenzaron esta etapa final con un importantísimo triunfo en su casa del Globe Life Field de Arlington la noche del viernes 27 del mes en curso, tras dar la voltereta a la pizarra siendo que estaban abajo en los cartones hasta la novena entrada cuando consiguieron emparejar los números para enviar el juego a extrainnings donde terminaron por imponerse 6-5 en un juego que tuvo uno de los cierres más espectaculares de Serie Mundial de los últimos años, pues fue hasta  la parte baja de la onceava entrada cuando el cubano Adolis García de los Rangers pondría cifras definitivas a la pizarra al conectar un especular cañonazo elevado por el jardín derecho que se fue a 106.4 mph a 373 pies de distancia y que detonó a todos los aficionados en el Globe Life Field.

En el segundo cotejo los Diamondbacks tomaron revancha y por paliza de 9-1 pusieron la serie igualada a un triunfo por bando, esto, después de haber desperdiciado la noche anterior, como ya se mencionaba, una ventaja de dos carreras. Los Diamondbacks superaron por 16 hits contra 4 a Texas y jamás estuvieron en desventaja, siendo que por cierto, los 16 imparables constituyeron la mayor cifra en un juego de Serie Mundial en 9 años.

Para celebrar el tercero de la serie, los conjuntos se movieron al Chase Field de Phoenix, a fin de medirse el lunes 30 de octubre, que resultó en un doloroso descalabro para los Diamondbacks frente a su gente al caer por 1-3. Un rally de tres carreras en el amanecer de la tercera entrada fue lo que terminó por inclinar la balanza a favor de los vigilantes, novena que se ha puesto a la mitad del camino en su búsqueda de coronarse por primera vez en el máximo escenario que ofrecen las Grandes Ligas.

El Juego 4 a disputarse este martes 31 de octubre, estará más que emocionante y el escenario deportivo en el que los fanáticos disfrutarán el cotejo será nuevamente el Chase Field de Phoenix.

Como ya mencionaba, Rangers está colocado en hipotética posición de coronarse en Phoenix de ganar los dos siguentes juegos, más salvo alguna sorpresa – propia del béisbol – es poco probable, ya que los D’backs están jugando bien, de tú a tú, y de hecho, salvo el juego dos, el resto se ha definido por pizarras bastante cerradas. En este contexto, es más probable que Arizona gane algún juego o hasta dos en su casa , y se iría a dormir el sexto o incluso el séptimo a Arlington.

Mañana miércoles 1 de noviembre, se habrá de efectuar el quinto cotejo debiendo recordar que el llamado Clásico de Otoño se juega a declarar triunfador al equipo que logre 4 victorias en relación a un máximo de 7 posibles enfrentamientos. 

Es de recordar que de la Liga Nacional es inesperadamente campeón el equipo Diamondbacks de Arizona que maneja Torey Lovullo, novena que en la agenda regular del certamen terminó en segundo lugar en la División Oeste a no corta distancia del líder de la sección que fueron los Dodgers de Los Ángeles, en esa época uno de los favoritos tanto para campeones en el señero circuito como rumbo a la justa de otoño.

Los serpientes de cascabel del desierto tuvieron que obtener su lugar en las series divisionales acudiendo a la disputa de Wild Cards dejando en el camino a los Cerveceros de Milwaukee que habían culminado como líderes de la División Central de la Nacional, para luego vencer intempestivamente en la Serie Divisional a los en ese momento súper favoritos Bravos de Atlanta, que habían terminado a tambor batiente en el calendario regular como líderes de la División Este y el mejor equipo de la antigua liga y de ambas ligas, pero mordieron el polvo ante los de Phoenix, quienes ya en el serial por el lauro de Campeonato de la vieja Señora triunfaron sobre los Phillies de Filadelfia.

Vale recordar que de la Liga Americana, de la mano del colmilludo y exitoso Manager Bruce Bochy son Monarcas los Rangers de Texas, que habiendo disputado codo a codo casi todo el trayecto del calendario ordinario de la temporada el liderato de la División Oeste del nuevo circuito con los Astros de Houston, en el último evento cedieron por escaso margen dicha posición de supremacía a los Astros de Dusty Baker, los que accedieron directamente a la escena de las series divisionales en tanto Rangers tuvieron que acudir a ganar la serie de procuración de carta comodín obteniendo su boleto a los seriales de división barriendo sorpresivamente a los Rays de Tampa Bay que eran los favoritos para vencer a los texanos en razón de su mejor estadística en el desempeño durante la etapa ordinaria del torneo, posteriormente venciendo también inesperadamente a los Orioles de Baltimore que llegaron a la serie divisionales directamente por ganar la División Este del moderno circuito a la novena de Tampa, siendo que en la final de la liga nueva los Rangers obtuvieron el codiciado banderín al ganarle los 4 juegos de visitante a los Astros de Houston, que estaban etiquetados como potenciales ganadores según la calificación de capacidad exitosa de su roster en razón del desempeño previo.

Así las cosas, habiendo disfrutado ya de buen béisbol con emociones, grandes lances defensivos, buenos tablazos y adecuada estrategia ofensiva además de lucidora tarea de lanzadores en ambos primeros juegos del Clásico Otoñal, vamos a la parte del serial que puede ser definitorio ya que cualquiera de las novenas en contienda puede llegar a coronarse.

Lo cierto es que ambos equipos llegan  en igualdad de condiciones más quizá marcados como ligeros favoritos los Cascabeles de Arizona, en donde, recordemos, militan dos peloteros mexicanos: el outfielder Alek Thomas y el receptor Bernardo Sebastián ‘Seby’ Zavala.

Ahora bien, quizá la militancia de mexicanos en el conjunto de Arizona sea un motivo para apoyar a los Diamondbacks, pero el hecho de que Rangers esté peleando por obtener su primer título de Serie Mundial puede ser también una razón para desear verlos triunfar. En cualquiera de los dos casos, el que logre coronarse lo tendrá muy bien merecido.

@salvadorcosio1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados