VUELACERCAS

Por /

Por Salvador COSÍO GAONA

LE VINO BIEN EL CAMBIO DE MANAGER A LOS CHARROS

Después de haber tocado el fondo de la tabla de posiciones y ver seriamente comprometido su pase a la postemporada, la directiva de los Charros de Jalisco decidió no esperar más, y aún con todo lo que implicaba, determinó poner fin a la situación contractual con quien venía desempeñándose como manager del equipo, Roberto Vizcarra Acosta “El Chapo”, quien les dio un par de campeonatos y que recientemente también había conquistado un título para Yucatán en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).

Desde el pasado martes 13 de marzo, cuando faltando 5 series para culminar la segunda vuelta de la agenda ordinaria de esta campaña 2022-2023, los campiranos arrancaron la serie ante Algodoneros de Guasave, se sabía que el cierre de la temporada sería determinante para sus aspiraciones de clasificar a playoffs dado que correspondía en turno enfrentar a equipos con los que compite directamente en la búsqueda de los lugares, salvo la última serie cuando cierran de visitantes ante Yaquis de Ciudad Obregón.

Son seis equipos los que están codo a codo peleando por estar dentro de los ocho que llegarán a playoffs, y dado que los punteros tienen prácticamente su lugar asegurado, es decir, Naranjeros, Yaquis, Cañeros y muy probablemente las Águilas, tenemos que los Charros están enfrascados en una cerrada disputa por los lugares que quedan con el resto de los equipos en competencia, Venados, Tomateros, Sultanes, Algodoneros y Mayos.

Y en ese contexto, Charros sufrió una muy dolorosa barrida en casa ante Guasave por 8-1, 6-5 y 3-1. Y esa fue la gota que derramó el vaso y detonó la salida de Vizcarra.

Dicen que el hilo se rompe por lo más delgado, y lo que se cortó fue la cabeza del manager. Vizcarra se fue y por el motivo que haya sido, el caso es que Charros no solo se reencontró con la victoria sino que logró barrer a los Tomateros los pasados días 16,17, y 18 de diciembre en el estadio Panamericano de béisbol, dejando ver ya una cara diferente.

El primer cotejo, ya con El Chapo fuera, lo dirigió de forma interina Gerardo Garza, uno de los coach que permaneció, dado que la directiva decidió remover no solamente a Vizcarra como timonel sino al coach de banca, Alfonso Jiménez que, hay que decir ha sido manager ya en muchos equipos en varias ocasiones incluyendo Charros de Jalisco, pero también decidió dejar fuera de la organización al coach de pitcheo, José Luis “La Chiva” Miranda.

No obstante a ello, aún con sobresaltos, el equipo logró el triunfo en el primer cotejo al son de 3-6, pero inmediatamente se anunció para el siguiente cotejo celebrado el día 17 la designación como manager de Gil Velázquez, quien tiene un historial interesante como coach en Grandes Ligas y como manager en diversos conjuntos tanto en la ligas invernal y veraniega del béisbol mexicano, y se cumplió la cábala que el equipo que estrena manager gana; Garza, como interino un juego  logró un triunfo apretado en el primero de la serie por 5-6, y después en los otros dos cotejos bajo las órdenes de Gil Velázquez el equipo lució mejor y aún acusando algunas pifias leves a la defensiva y también dejando a muchos corredores en base y salvo el último cotejo que fue dominante al ganar 8-1 el segundo al igual que el primero fue ganado con apretado margen y con una carga importante de nerviosismo y emoción para la fanaticada que apoya al equipo albiazul jalisciense, con poca producción de carreras, sí bateando  pero dejando en base quizá todavía teniendo como pendiente el realizar los acomodos pertinentes en el orden al  bat.

Hay que señalar movimientos en el roster que se hicieron desde el 12 de diciembre, previo a la salida de Vizcarra, en la cual decidieron dejar fuera al infield  Willin Rosario, quien al igual que el outfilder Keón Broxton, estuvieron jugando algunos encuentros para lo cual tuvieron que dejar fuera del roster a extranjeros para que ocuparan sus espacios  los bateadores fueron dejados fuera por falta de rendimiento y también desactivaron al infilder Michael Wing que vino como refuerzo en aquel movimiento en el que Charros entregó a venados de Mazatlán a Dariel Álvarez recibiendo a Michael Wing y Alex González;  Wing que no funcionó y Alex González que sí lo hizo jugando bien pero se lesionó y se encuentra por ahí pendiente de ser reactivado por no poder estar en condiciones.

La sorpresa fue la integración posteriormente, ya con el ingreso como manager de Velázquez de el infilder Brian Zúnica, quien ha estado jugando en la primera base alternado con Cristian Villanueva y/o como bateador designados y habiendo tenido un primer juego poco provechoso hay que decir que en el segundo cotejo en que participó se vio ya mejor.

El equipo luce bien y parece que puede funcionar; barrió a tomateros de Culiacán, ha tenido fortuna porque han perdido cotejos los venados de Mazatlán y con esta situación el equipo dejó el sótano y ocupa ahora el séptimo lugar en la tabla de la segunda vuelta y el octavo en la tabla por puntos.

No hay que olvidar que aún le quedan series importantes como la que inicia este martes 20 de diciembre en Monterrey, la capital regiomontana, siendo Sultanes uno de los equipos que disputa junto con Navojoa, Mazatlán y los propios charros de Jalisco no ser los eliminados.

Posteriormente regresa a tener la última serie en casa los días 25, y 26 con doble jornada ante los venados mazatlecos y serán precisamente estas series contra Monterrey allá en el palacio sultán y contra venados aquí en Zapopan, y que además de ganarles los suficientes juegos se combine con los resultados importantes para que de alguna u otra forma pueda consolidar la posibilidad de que charros aunque sea de panzazo califique a la postemporada.

Lo importante es que hubo acción, decisión, hay cambios y esperamos que funcionen pero lo que sí es obvio es que el equipo no es ni por mucho el equipo consistente y poderoso que fue campeón el año pasado y que pues a duras penas logrará pasar este año a calificar si es que no ocurre una desgracia y los dejan fuera y sea un fracaso.

Hay que decir que el público ha empezado a acudir en mayor cantidad al estadio pero siguiendo esta temporada como la más floja de las últimas campañas quizá la más floja en la historia de charros en esta nueva etapa como integrante de la Liga Mexicana del Pacífico.

Habrá que desearle el éxito a charros que jueguen con pasión que les falta todavía para que logren despegar para tratar de rescatar la temporada.

Mención especial merece el homenaje realizado a José Manuel ‘Manny’ Rodríguez Espinoza, de quien se dijo desde al principio sería esta su última temporada pero que de manera  sorpresiva fue separado del roster hace ya varias semanas y se dijo que sería activado para que jugara una serie contra Culiacán, pero no fue así, solamente se le hizo el homenaje recibiendo el reconocimiento y el retiro de la almohadilla que normalmente se usó en el estadio para colocar en la segunda base que defendió durante estos prácticamente 9 años en Charros.

En lo personal creo debió haber sido un homenaje más sólido, más contundente, haberlo dejado jugar su último cotejo y haberse despedido como lo merece un campeón, un atleta digno, honesto, capaz, entregado en la cancha, y ejemplar en su conducta dentro y fuera del campo y que muchos resultados le dio a Charros, muchos récords obtenidos y sobre todo el esfuerzo de ser el líder para que charros fuera dos veces campeón.

@salvadorcosio1

Recientes

SÉPTIMA ENTRADA

Por Gilberto RUIZ RAZO LÍDERES.- Siguen los triunfos de la escuadra mexicana (Cañeros) y se sostienen en el primer sitio al derrotar apuradamente al representativo

Leer más »

TIRABUZÓN

En Caracas 2002 inició repunte Azteca Por Juan Alonso JUÁREZ CIUDAD DE MÉXICO.- No sólo en el roster de  los Cañeros de Los Mochis son

Leer más »