VUELACERCAS

Por /

Fuera 2 temporadas; Trevor Bauer tampoco aprendió la lección.

Por Salvador Cosio Gaona


A menos de un mes de haberse puesto en marcha la temporada 2022 de la Gran Carpa, el beisbol de Major League Baseball (MLB), ha impuesto la más enérgica sanción a uno de sus peloteros por violencia doméstica en la figura de Trevor Bauer, quien  se ha convertido así en uno más de los  15 jugadores sancionados bajo la política de Grandes Ligas que desde 2016 puso el tema en los contratos y en la reglamentación del circuito.


Las Grandes Ligas impusieron el viernes a Trevor Bauer una suspensión sin precedentes por dos temporadas, sin goce de sueldo, tras determinar que el lanzador de los Dodgers de Los Ángeles había infringido las políticas del béisbol sobre violencia doméstica y agresión sexual.
Bauer ha negado esa infracción y advirtió que buscará la revocación de la medida disciplinaria ante un juez de arbitraje.

El pitcher, galardonado con el trofeo Cy Young de la Liga Nacional en 2020, quedó suspendido con goce de sueldo el 2 de julio, bajo las políticas de las mayores.
Originalmente se le suspendió por siete días, pero la medida se extendió en 13 ocasiones. Debía expirar el viernes.

Rob Manfred, el comisionado de las Grandes Ligas, anunció la sanción, que abarca 324 juegos sin goce de sueldo. De mantenerse en pie, la medida costará al pitcher de 31 años más de 60 millones, dado que había firmado un contrato por 102 millones y tres temporadas, vigente desde el año anterior.
Bauer prometió impugnar la suspensión ante Martin Scheinman, juez independiente de arbitraje para el béisbol, quien deberá decidir si Manfred tuvo una causa justa para imponer la medida disciplinaria bajo las políticas de las mayores, acordadas en 2015.

La prolongada suspensión se produce después de que una mujer de San Diego, a quien el lanzador conoció a través de redes sociales, denunció que Bauer la golpeó y abusó sexualmente de ella el año pasado.
Los fiscales de Los Ángeles determinaron en febrero que no había evidencia suficiente para probar los alegatos de la mujer más allá de una duda razonable.
Bauer, quien no juega desde que surgieron las acusaciones a las que siguió una investigación emprendida por las mayores, ha enfatizado que todo lo ocurrido entre él y la mujer fue de mutuo acuerdo.

“En los términos más firmes posibles, niego haber cometido alguna violación a la política de violencia doméstica y agresión sexual de la liga, dijo Bauer en un comunicado difundido el viernes. Apelaré esta media y espero prevalecer. Tal como lo hemos hecho durante todo este proceso, mis representantes y yo respetamos la confidencialidad de los procedimientos”, escribió en su cuenta de Twitter.
Ninguno de los jugadores sancionados antes bajo estas disposiciones las habrían desafiado en un recurso de arbitraje.

Bauer siguió recibiendo su paga mientras estaba suspendido. La temporada anterior devengó su salario completo de 28 millones de dólares. En la presente campaña había obtenido su remuneración correspondiente a 22 días, respecto de un salario de 32 millones por todo el año.

Perdería 60.131.868 dólares en total, 28.131.868 por este año y 32 millones por la temporada de 2023.
Esta semana Bauer presentó una demanda contra su acusadora en una corte federal, una acción que se produce menos de tres meses después de que la fiscalía decidió no presentar cargos contra el lanzador.
Bauer nombró a la mujer y a uno de sus abogados, Niranjan Fred Thiagarajah, como acusados en la demanda. The Associated Press no suele identificar a personas que han sido víctimas de agresión sexual.

La demanda señala que el daño al señor Bauer ha sido extremo, después de que la mujer dijo que la había estrangulado hasta dejarla inconsciente, además de propinarle numerosos puñetazos y violarla por el ano durante dos encuentros sexuales sostenidos el año pasado.
El pitcher insiste en que ambos acordaron que tendrían relaciones sexuales de una manera ruda en la residencia del deportista en Pasadena. Asegura que las dos partes establecieron los parámetros de su relación de manera anticipada.

Y tras cada encuentro sexual, ambos bromearon y pasaron la noche juntos, relató el lanzador.
Las Grandes Ligas anunciaron la suspensión por medio de un escueto comunicado que no dio detalles de los hallazgos de la pesquisa.

De conformidad con los términos de la política, la oficina del comisionado no emitirá más declaraciones por el momento, indica el comunicado.
Después de ganar su primer premio Cy Young con los Rojos de Cincinnati en 2020, Bauer acordó un contrato por tres años y 102 millones de dólares con los Dodgers. No volvió a lanzar después del 29 de junio y finalizó con marca de 8-2 y 2.59 de efectividad en 18 apariciones.

La organización de los Dodgers toma estas acusaciones con mucha seriedad y no condona o excusa cualquier acto de violencia doméstica o agresión sexual, dijo el equipo en un comunicado. Hemos cooperado plenamente con la investigación de Grandes Ligas desde sus inicios y apoyamos por completo la Política Conjunta de Grandes Ligas sobre Violencia Doméstica, Agresión Sexual y Maltrato Infantil y el cumplimiento de la medida por parte del comisionado. Entendemos que Trevor tiene el derecho a apelar la decisión del comisionado. Por lo tanto, no comentaremos más hasta que se complete el proceso.

Entre 15 peloteros sometidos previamente a medidas disciplinarias bajo las política en cuestión, la suspensión más larga fue de una campaña completa, con una postemporada, para el pitcher Sam Dyson, agente libre, en 2021.
En ese listado de beisbolistas violentos se encuentran varios mexicanos, entre ellos el lanzador de Dodgers de Los Ángeles,  Julio Urías, quien fue detenido en mayo de 2019 por presunta violencia doméstica y agresión.

La policía de Los Ángeles informó que la detención del lanzador de los Dodgers se debió a un incidente con una mujer cuando se encontraban en un estacionamiento del Beverly Center, una zona comercial de la ciudad.
El mexicano se convirtió entonces en el decimosegundo pelotero en violar las políticas de violencia doméstica de Grandes Ligas.

Roberto Osuna, quien brillara con Astros de Houston, es otro de los nombres que figuran en ese vergonzante listado.
Osuna fue arrestado por la policía de Toronto en mayo de 2018, cuando aún jugaba para los Azulejos, por un incidente con su esposa, donde el pelotero incluso fue a juicio por sus delitos. Sin embargo, se retiraron los cargos tras llegar a un acuerdo con Osuna y una orden de restricción contra el pelotero, donde el «Chufitos» no podía acercarse a su esposa por al menos un año. Osuna fue suspendido por 75 juegos.

A la fecha, suman, como ya decía, 15 los peloteros de la Gran Carpa que han sido objeto de investigaciones y sanciones derivado de acusaciones por violencia doméstica.
La lista negra está en su mayoría conformada por  peloteros latinos, entre los que se encuentran Aroldis Chapman, Miguel Sanó, José Reyes, Yasiel Puig, Héctor Olivera, Jeurys Familia, José Torres, Roberto Osuna, Julio Urías, Odúbel Herrera, y Domingo Germán.

Randy Arozarena, el cubano nacionalizado mexicano que sorprendió a propios y extraños durante la Postemporada de 2020 y ayudó a Tampa Bay a llegar a la Serie Mundial, fue encarcelado en el Cereso de Mérida, Yucatán, durante dos días y luego puesto en libertad, tras no encontrarse cargos en su contra, después de que la mujer que le señaló de violencia no presentó cargos, de manera que fue absuelto y no hubo de cargar con alguna suspensión o multa por parte de la MLB.

@salvadorcosio1

Recientes

TIRABUZÓN

Castellanos se afianza como abridor Juan Alonso Juárez CIUDAD DE MÉXICO.- Julio Urías (2-3, 3.00) ya perdió su total de juegos de 2021, cuando encabezó

Leer más »