VUELACERCAS

Por /

Por Salvador COSÍO GAONA

URÍAS, PUJOLS Y EL DESPISTE DE ROBERTS

Es prácticamente un hecho que el experimentado aunque todavía joven ligamayorista sinaloense, Julio César Urías Acosta, volverá a quedar fuera de la disputa por el Cy Young, y nuevamente sin posibilidades de alcanzar su propia marca de 20 juegos ganados en una temporada. En tanto el que casi sin proponérselo ha logrado una marca histórica es el dominicano Albert Pujols, quien logró ya inscribir su nombre con letras de oro en el libro de la historia de las Grandes Ligas de todos los tiempos, al alcanzar 700 Vuelacercas en toda su trayectoria profesional en la Gran Carpa en el marco de la actual campaña 2022; un hito del pelotero de los Cardenales de San Luis, que fue incluso festejado durante el juego por el manager rival, nada menos que en timonel de los Dodgers de Los Ángeles, Dave Roberts, quien al parecer olvidó por un momento que el cuadrangular era del equipo adversario y alcanzó a contenerse, aunque ya todo el mundo había observado su reacción de felicidad, por lo que su nombre fue tendencia en las redes sociales.  

Como ya señalaba al principio, el tirabolas mexicano de Dodgers de Los Ángeles, Julio César Urías Acosta, está realizando una gran actuación en esta campaña 2022 de las Grandes Ligas, siendo que se encuentra nuevamente en una etapa muy importante de su trayectoria como ligamayorista aunque para su mala fortuna parece que volverá a quedarse sin lograr el anhelado trofeo Cy Young que se otorga al mejor pítcher de cada una de las Ligas Mayores, La Americana y La Nacional, y lejos también de batir su propia marca a pesar de que su récord de eficacia, es decir, el promedio de carreras admitidas por cada nueve innings lanzados en esta campaña es muy bajo de apenas 2.25, y que acumula ya 17 victorias.

Y es que, no obstante su gran labor realizada en la última salida que tuvo el pasado jueves 22 de este mes en que lanzó por espacio de 5 entradas y un tercio, recibiendo 3 hits y solo 1 carrera por 5 ponches y habiendo dejado el cotejo empatado, fue hasta la novena entrada cuando su equipo logró imponerse ante los Diamondbacks de Arizona, pero en su cuenta personal no le alcanzó para sumar su victoria 18. Quedó la impresión de que el timonel de la novena de Los Ángeles excluyó muy temprano del juego el mexicano coartando así su posibilidad de sumar un triunfo a su cuenta. Nada extraño del manager que, pareciera pone él mismo los obstáculos para que Osuna no destaque. Solo él lo sabe. 

El asunto es que el tiempo se acorta en su contra; ya que, después de haber descansado este lunes 26, el conjunto realizará una expedición de tres eventos los días 27, 28 y 29 del mes en curso en San Diego, para posteriormente cerrar la campaña jugando 5 últimos cotejos entre el 30 de septiembre y el 5 de octubre contra los Rockies de Colorado. 

Julio Urías está anunciado para el miércoles 28 y solo tendrá esa salida y otra más. Además, Dave Roberts ya anunció que su rotación para pláyoffs será con Urías, Kershaw y el tercero, ante lesiones y falta de otro, lo improvisará con Tyler Anderson. 

De manera tal que Urías podría llegar a 18 o 19 victorias con lo que sería una excelente campaña, insistiendo en que su porcentaje de carreras limpias de apenas 2.25 es de lo mejor que existe actualmente en la Liga, y considerando que durante toda su trayectoria de 135 apariciones en la loma acumula 49 victorias, 17 derrotas y un porcentaje de carreras limpias de 2.86.

Si se analiza con corte al día 22 tendríamos que establecer que Urías ocupa el lugar número 3 en la lista de los mejores serpentineros abridores en relación a su porcentaje de carreras limpias admitidas por cada 9 episodios; abajo de quien encabeza la lista Justin Verlander de los Astros que está en 1.82, y también abajo de Dylan Cease lanzador de los Medias Blancas de Chicago que tiene 2.13.

Es, de cualquier manera, una campaña exitosa para el sinaloense, quien es ya el principal eje de la rotación de los Dodgers y será un pilar fundamental para enfrentar la postemporada para la cual ya tiene asegurado el boleto su novena al haber no solamente clasificado sino amarrado el primer lugar de su División y estar muy en la línea de consolidarse al fin de la agenda ordinaria como el mejor de ambas ligas siendo el favorito para obtener el gallardete de la Nacional en busca de un título más de serie mundial.

Y por cierto, hay que decir que desde el dog out de Los Ángeles en el propio Dodgers Stadium, Julio Urías, fue un testigo más de la inolvidable noche del viernes 23 que catapultó a Albert Pujols a los libros de la historia al conectar sus jonrones 699 y 700.

“Pujols estaba a dos cuadrangulares de llegar a los 700 de por vida. Una hazaña que parecía casi imposible de realizar en un mismo juego, ya que las estadísticas de la transmisión oficial de Apple le daban a Albert un 7% de probabilidades para que diera tanto el jonrón 699 como el 700.

Luego de poncharse en el primer turno, Albert Pujols se tomó revancha y le conectó un jonrón a Andrew Heaney. Los Angeles Dodgers puso a Phil Bickford en la lomita, pero tampoco fue suficiente para controlar al pelotero nacido en República Dominicana, ya que llegó el cuadrangular 700 frente a la atenta mirada de Julio Urías”.

Pujols se convirtió en el cuarto peletero en la historia de la MLB que registra al menos 700 cuadrangulares; y ha logrado incrustarse en el selecto grupo de jonroneros que han superado la marca de 700 Vuelacercas, habiendo sido el gran Babe Ruth el primero en la historia en conseguirlo (714), y que integra además el magnífico Hank Aaron (715) y el fenomenal Barry Bonds, quien ostenta la mejor marca con 762 cuadrangulares. 

Inscribir su nombre al lado de los mejores toleteros de todos los tiempos, era algo que al principio de esta campaña 2022 se veía como inalcanzable toda vez que 21 cuadrangulares lo separaban de la marca de los 700 y a sus 42 años de edad, no le deben mucho crédito. De hecho, se cuenta que cuando lo firmaron los Cardenales solo le encomendaron “atormentar a los lanzadores zurdos”, pero el dominicano ha ido más allá y es ya el cuarto pelotero en volarse la barda en al menos 700 ocasiones en su paso por las Grandes Ligas. 

Las reacciones de felicidad y de reconocimiento a la hazaña y a su gran trayectoria fueron desde los jugadores de San Francisco Giants viendo el cuadrangular de Albert hasta los aplausos de Mookie Betts y la inesperada reacción que ya se comentaba del manager de Los Ángeles, Dave Roberts, quien apenas vio salir el batazo, se levantó para gritar por todo lo alto. Sin embargo, aparentemente se percató inmediatamente de que el cuadrangular era en contra y rápidamente volvió a un estado serio y calmado. ¡Así son las emociones que brinda el rey de los deportes!

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1 

Recientes

TIRABUZÓN

Los Filis hacen millonario a Pete Rose Por Juan Alonso JUÁREZ CIUDAD DE MÉXICO.- En ruta a levantar la mejor cosecha de su carrera en

Leer más »