VUELACERCAS

Por /

Por Salvador Cosío Gaona

SIGUEN FALTANDO EXPLICACIONES EN TORNO A PROBEIS

Es indudable que están haciendo falta muchas explicaciones referente a lo que ha venido sucediendo en torno al que podríamos considerar el principal proyecto deportivo del sexenio y me refiero a ProBeis (Oficina de la Presidencia de la República para la Promoción y Desarrollo del Béisbol), que ya todos sabemos, nació como el plan más anhelado del presidente Andrés Manuel López Obrador, dada la gran afición que tiene por el Rey de los Deportes.  

Como se debe recordar, AMLO concibió este proyecto como un modelo de dirección que le permitiría brindar un impulso mayúsculo al béisbol; dado que entre sus objetivos estaba la creación de academias, fomento de competencias, esquemas de visualización de prospectos con el fin de mejorar la calidad en los deportistas o peloteros mexicanos, así como producir y conducir elementos que pudieran insertarse al nivel del máximo esquema global de las Grandes Ligas.

Pero la realidad es que ProBeis se salió de su idea original y a estas alturas debemos reconocer su fracaso.

Para quienes en su momento se crearon una expectativa favorable en torno a la creación y ulterior anuncio presidencial de un nuevo modelo en la estructura del gobierno federal para fomentar e impulsar el rey de los deportes a través de la Oficina de Presidencia  para la Promoción y Desarrollo del Beisbol en México, ha producido cierta decepción el ya confirmado fracaso de esta estructura.

No obstante, el anuncio hecho entonces por el propio López Obrador, derivó  algunas críticas por quienes aún señalando positivo fomentar el deporte, consideraron impropio respaldar particularmente a un deporte en detrimento del resto; al tiempo que se generaron señalamientos relativos a lo inadecuado de establecer esa oficina especializada y colocarla fuera de la gerencia de la Secretaría de Educación y/o de la Comisión Nacional del Deporte (CONADE) como debería haberse encuadrado en el marco de la ley orgánica de la administración pública federal.

Edgar González Sabin, hermano mayor de la dinastía González Sabin, de la cual es integrante Adrián,“El Titán”, fue distinguido por el presidente otorgándole la dirección de esta polémica oficina. Entonces, Edgar, quien cumplió como beisbolista con un buen desempeño habiendo incursionado también en Grandes Ligas, se convirtió en el zar del béisbol profesional mexicano y del béisbol amateur, el controlador de la Federación Mexicana de Béisbol, el gran influyente en las decisiones importantes como la integración de los equipos para competir en justas internacionales como los Juegos Olímpicos; recordando que intervino de alguna manera especial para que fuera destituido el manager Juan Gabriel Castro, -quien tuvo gran mérito en que por primera vez el béisbol de Mexico fuera incluido en el hexagonal de la justa mundialista-, después de haber hecho la hazaña de lograr el boleto para la Olimpiada de Japón.

Edgar González fue factor propiciando el descontrol y el complejo esquema de conflicto entre la CONADE, la SEP, la FMB y las Ligas.

El tema es que desde hace mucho no se sabe qué pasó con él. Algo sucedió, algún exceso, quizá algún mal manejo financiero en obras que fueron dirigidas con opacidad y/o corrupción como señalan algunas versiones; el caso es que de buenas a primeras desapareció, -siendo que antes se dijo sería cónsul y después que sería el director general de los nuevos bachilleratos tecnológicos-.

Con él igualmente desapareció ProBeis para resurgir en una Dirección general de bachilleratos tecnológicos con especialidad en deporte de los cuales hay seis enfrentando problemas diversos y según se dice muchas precariedades, desde instalaciones deficientes, ausencia de protocolos de servicios, atención y seguridad,  falta de equipos, de uniformes, y hasta de agua.

Ahora bien, en el asunto de los dineros, vale destacar que en esos casi tres años de existencia, a ProBeis le fueron asignados mil 054 millones de pesos: 500 millones en 2019, 290 millones en 2020 y 264 millones en 2021, pero no están a la vista las cuentas de lo que se hizo con ese muy importante recurso.

Los motivos que tuvo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador para llegar a la determinación de eliminar el ProBeis de su estructura de gobierno son una incógnita, pero se puede advertir que debió ser una razón lo suficientemente poderosa, siendo que como ya se mencionó, este modelo nació como el proyecto más importante del sexenio lopezobradorista en materia deportiva y hoy no hay rastro de él; la página de internet fue bajada; en tanto se congelaron las cuentas respectivas en Twitter y Facebook desde septiembre pasado.

En definitiva, no es una buena señal la opacidad con que la presidencia ha manejado el tema de la desaparición del ProBeis, pues deja a la imaginación si lo que busca es esquivar cuestionamientos por los presuntos malos manejos, o simplemente pretende evitar hacer notar otro fracaso de la actual administración.

Fueron prácticamente solo los medios de comunicación quienes informaron en su momento de la “conversión” de PROBEIS al Bachillerato Tecnológico de Educación y Promoción Deportiva (BTED), puesto que el Gobierno Federal o alguna otra instancia o funcionario han guardado un profundo silencio. Lo único que se tiene es que, López Obrador anunció la creación de dichos bachilleratos en mayo de 2021 durante una de sus conferencias mañaneras, pero sin precisar en ningún momento que el modelo que estaba anunciando vendría a sustituir el ambicioso proyecto beisbolero a través del cual se había prometido promover el deporte rey e impulsar a niños y jóvenes talentos en el desarrollo de sus capacidades para llegar a las Grandes Ligas.

Queda aún pendiente, -además de una comunicación formal respecto a los motivos de la desaparición-,  un informe detallado en cuanto a temas académicos y financieros de esos tres años que hoy dan la impresión de haber sido desperdiciados en el aprovechamiento, y despilfarrados  -en el mejor de los casos- en lo económico.

En tanto, las preguntas ahí quedan: ¿Porqué desaparece ProBeis? ¿En que se invirtieron los más de mil millones de pesos que se le entregaron? ¿Cómo se gastaron? ¿Cuál fue el aprovechamiento? ¿Qué sucederá con los niños y jóvenes que ya estaban en las academias y que hoy enfrentan precariedades y padecen por falta de protocolos, atención y seguridad?

Sin duda, siguen faltando explicaciones.

@salvadorcosio1

Recientes

TIRABUZÓN

Cirugía “Tommy John” a Castellanos Por Juan Alonso JUÁREZ CIUDAD DE MÉXICO.- Como estaba previsto, el lanzador de los Diamondbacks de Arizona, Humberto Castellanos (3-2,

Leer más »

DESPUÉS DE SOTO, QUIÉN

Top cinco, de peloteros que podrían mover el mercado en la temporada muerta de Grandes Ligas. MLB.com. – El dominicano Juan José Soto acaparó tantos

Leer más »