TIRABUZÓN

Columnistas

CHARLANDO BEISBOL

TIRABUZÓN

ZONA DE CONTACTO

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

Los Charros también
jugarán en verano

POR JUAN ALONSO JUÁREZ

CIUDAD DE MÉXICO.- Apostando nuevamente a la cantidad de equipos—“gigantismo”, le llaman algunos–, la Liga Mexicana volverá a tropezar con la misma piedra, aprobando los regresos de los Charros de Jalisco y Dorados de Chihuahua, y la creación de una franquicia que desde el nombre provoca escozor: Conquistadores de Querétaro.

En ese escenario serán 20 equipos en el candelero de la pelota de verano, la mayor cantidad desde 1979 cuando se llegó a buen puerto y 1980, el año de la huelga que forzó la cancelación del campeonato.

Tanto Charros como Dorados han sido intermitentes en la LMB luego de su fundación en la década de los cuarenta: los “tapatíos” con un acervo de 22 participaciones netas en cuatro etapas y los norteños con apenas 15 en tres.
La más a la mano de los Charros fue entre 1991 y 1995 y de los Dorados de 2007 a 2010 en que era regenteada por el propietario de los Sultanes de Monterrey, José Maiz García.

¿Cómo pintan las cosas para ambas patentes? Mejor para los Charros con las bases, endebles y lo que se quiera, de los Mariachis que sólo aguantaron tres temporadas, además de la aparición a escena en la LMB de los mismos directivos que operan en invierno desde 2021-2022.

Con esto se repetirá el proyecto de Sultanes de Monterrey en las ligas grandes del país, irrumpiendo en la Costa del Pacífico en 2019, y que iría en vías de una consolidación a pesar de los malos augurios.

Dorados y Conquistadores, nutrirán sus filas con un draft de jugadores que tiene como más cercano antecedente en 1988, cuando se aprobó una expansión a 16 clubes, pero que se vino abajo por la detención de los líderes del Sindicato de PEMEX, que patrocinaban el regreso de los Alijadores de Tampico.

Los Charros conquistaron los máximos honores en la LMB en 1967, a rol corrido, bajo la batuta del ícono de la franquicia, Guillermo Garibay y en 1971, en aquella épica serie final que le sacaron de la bolsa a los Saraperos de Saltillo, conducidos por el entonces joven Benjamín “Cananea” Reyes.

UN día como hoy, en 1995 – Los Diamondbacks de Arizona, que comenzarán a jugar hasta la temporada de 1998, firman a Buck Showalter con un contrato de siete años como mánager.

Showalter guió a los Yanquis de Nueva York a un puesto de comodín en 1995, pero dejó el equipo al perder su serie de playoffs de primera ronda ante los Indios de Cleveland.

Solo duró en el cargo hasta 2000 y un año después, con Bob Brenly en el mando, los Diamondbacks derrotaron a los Yanquis en la Serie Mundial.

EN seguidillas.- La directiva de los Cañeros habría dejado de preocuparse por el utility Alejo López, firmado por los Bravos de Atlanta, tras debutar en las Mayores con los Rojos de Cincinnati… Pero esperan disponer de los relevistas con cartel ligamayorista, Daniel Duarte (Cincinnati) y Manuel Rodríguez (Tampa Bay)… El problema de López, por decirlo así, es que su “esquina” no le permite jugar en la LMP. ¿Y quién está detrás? Su Papá Alfonso López… El nuevo piloto de los Mets de Nueva York, el venezolano Carlos Mendoza, tuvo un paso fugaz por la LMB en 2001, enrolado con los Saraperos (.319, 0, 6).

Apostando nuevamente a la cantidad de equipos—“gigantismo”, le llaman algunos–, la Liga Mexicana volverá a tropezar con la misma piedra, aprobando los regresos de los Charros de Jalisco y Dorados de Chihuahua, y la creación de una franquicia que desde el nombre provoca escozor: Conquistadores de Querétaro. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados