¿SABÍAS QUE FERNANDO VALENZUELA NUNCA LANZÓ 90 MILLAS POR HORA?

Columnistas

CHARLANDO BEISBOL

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

¿Qué tanto va evolucionado el beisbol en el presente siglo?

Por Fernando Ballesteros

El beisbol ha evolucionado tanto que Fernando Valenzuela jamás lanzó 90 millas por hora, pero hoy cualquier prospecto mexicano de 16 años tiene que tirar 90 o más MPH para ser firmado por un equipo de Grandes Ligas.

«De hecho yo firmé a Fernando cuando venía de un torneo Nacional en La Paz y lanzaba 80 millas por hora», recuerda Raúl Cano, quien en 1976 era manager de los Mayos en la LMP y checó al zurdo de 16 años en el ‘Manuel ‘Ciclón’ Echeverría ‘ de Navojoa.

Cano, quien fuera un reconocido scout de los Cachorros de Chicago, también era manager de los Pericos de Puebla en esa época y firmó a Valenzuela para la LMB.

«A mí lo que más me impresionó de Fernando fue su personalidad en la loma a tan corta edad», señala Cano, manager campeón en la LMP con Tomateros y Venados.

RAÚL CANO

EL PRIMER CATCHER DE FERNANDO

Sin embargo, los tiempos cambiaron radicalmente y hoy un joven de 16 años lanzando 80 millas, es ignorado incluso por cualquier equipo de la LMB.

Juan Treviño, quien actualmente dirige una Academia de prospectos en Reynosa, era catcher de los Mayos en 1978 cuando Valenzuela llegó muy novato.

«Le di la confianza y rápido nos adaptamos», rememora Treviño. «Fernando hacía ver las cosas muy simples….Era una máquina de tirar strikes y fildeaba impecable bajando por los toques a pesar de su peso. Todo lo hacía bien y él nunca tiró 90 millas, su máximo llegó a ser 89».

No obstante, el ex receptor tamaulipeco destaca que Valenzuela tenía un arsenal de pitcheos rompientes y ese fue su gran éxito en la década de los 80′ en Grandes Ligas.

TREVIÑO Y Valenzuela hicieron batería en Navojoa.

«Mira, yo también fui catcher de Ángel Moreno y su recta era más pesada, pero el «mugrero» de Fernando nadie lo tenía», dice Juan con una sonrisa

«Tenía una curva lenta y rápida, lo mismo que un slider de las dos formas. Pero su pitcheo mortal era el screwball, los bateadores podían estarlo esperando, pero no le daban. Entonces, cuando Fernando venía con su recta normal de 88 millas después de todos los rompientes, eso se miraba como de 95 millas».

Cano dice que a diferencia de Teodoro Higuera, quien sí llegó lanzar entre 91-92 millas, Valenzuela tiraba entre 87-88 y él no recuerda haberlo visto llegar a 90.

«Fernando era un auténtico fenómeno y mira lo que son las cosas, hoy un muchacho de 16 años puede tirar incluso 95 millas, pero si la pelota no tiene buena rotación no te firman para Grandes Ligas. Ahora las exigencias son mayores porque todo ha evolucionado», abundó Cano.

FORJADOR DE 90 O MAS MILLAS

Robert García, quien dirige en Florida la prestigiada Academia Show Times Athletes, se ha especializado en forjar talentos mexicanos que a base de técnicas y trabajo diario aumentan desde 5 hasta 20 millas y hoy dia Jeter Martínez está lanzando entre 95-98 a sus años 18 de edad en la Rookie League de Marineros de Seattle.

ROBERT GARCÍA instruyendo hace unos meses al ligamayorista venezolano, Yonny Chirinos.

«El beisbol en general, sobre todo en MLB, ha evolucionado mucho gracias a la tecnología y las nuevas metodologías de entrenamientos», explica García, quien lanzó en la LMB con los Tigres de Quintana Roo.

«Por eso hoy en día vemos mejores atletas en el terreno que pueden lanzar más rápido que en los tiempos de Fernando Valenzuela, ya que los parámetros para que un joven mexicano sea firmado para una organización de Grandes Ligas son más exigentes que en el pasado.

«Hoy los lanzadores a la edad de 15-16 años ocupan tirar 90 o más millas por hora para poder ser considerados prospectos de Grandes Ligas y tener una oportunidad para firmar para un equipo de MLB».

–¿Qué tanto ha avanzado México en la tecnología del beisbol?

«El problema es ese, que México todavía sigue estancado con metodologías y técnicas inapropiadas. A pesar de que existe muchísimo talento en México, caen en manos equivocadas como academias o inclusive equipos profesionales que no los desarrollan apropiadamente y es talento que se termina echando a perder o en el peor de los escenarios hasta los lesionan», finalizó García, cuya Academia ya firmó a cuatro prospectos para Grandes Ligas y trabajan en alianza con los Bravos de León en la LMB.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados