¿QUIÉN HA SIDO LA MUJER MÁS EMPODERADA EN LA HISTORIA DE MLB?

Columnistas

CHARLANDO BEISBOL

TIRABUZÓN

ZONA DE CONTACTO

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

Redacción/Puro Beisbol

Ella es Marge Schott a las espaldas del Riverfront de Cincinnati, siempre junto a su fiel mascota, Schottzie.

En diciembre de 1984, Schott se convirtió en la primera dueña de un equipo en la historia de Grandes Ligas y desde su llegada envió un mensaje polémico:

«El perro vive aquí, Pete. Usted sólo está de visita”, le dijo a Pete Rose, quien tiempo después rompió el record de hits de Ty Cobb y luego fue expulsado de MLB por el tema de las apuestas.

Eso fue apenas el inicio de las exentridades de Schott, quien NUNCA se separaba de su perro y no solo le permitían viajar con el can en avión, sino que podía defecar las veces que quisiera en el terreno de juego y nadie se lo objetaba por ser la dueña.

Asimismo, Marget prohibió a todos sus peloteros que usaran aretes y bello facial. Tampoco quería scouts en su equipo porque decía que «solo van a sentarse a ver los juegos», además de prohibir que en la pizarra pasaran los resultados de otros estadios para no distraer a los fanáticos del Riverfront.

Llegó 1990 y los Rojos de Schott se pusieron en los cuernos de la luna: Barrieron en la Serie Mundial a los Atléticos de Oakland con aquel roster dirigido por Lou Piniella y en el cual figuraban Eric Davis, Barry Larkin, Chris Sabo, el dominicano Mariano Duncan, Paul O’neill y el trío de relevistas, Norm Charlton, Randy Myers y Rob Dibble, mejor conocidos como los Nasty Boys.

En esa euforia por la victoria, Marget Schott enloqueció al punto de volverse muy mediática con sus declaraciones.

La señora adoraba la ideología de Adolfo Hittler y se lo dijo a la prensa.

Schoott detestaba a los negros, a los judíos y las personas de Asia, a quienes insultaba cada vez que podía, con una evidente hipocresía porque igual festejó el título con Barry Larkin, Eric Davis y Mariano Duncan.

Grandes Ligas ya no pudo soportar sus escándalos y la expulsó del beisbol en 1998 al obligarla a vender el equipo.

Marget Schott falleció en el año 2004 y el próximo mes de agosto estaría cumpliendo 95 años de edad.

Los Rojos no son campeones desde 1990 en la era de Schott.

¿Será acaso una maldición?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados