¿POR QUÉ LO APODABAN EL ‘COME POLLOS’?

Por /

Los hábitos increíbles de uno de los mejores bateadores de la historia en las Grandes Ligas

Por Fernando Ballesteros

Ganó cinco títulos de bateo en la Liga Americana.

Siete temporadas consecutivas con más de 200 hits.

Seis años siendo líder en Porcentaje de Embasarse.

12 Juegos de Estrellas.

2 Guantes de Oro en la tercera base.

Líder en WAR en 1986 y 1988.

Entre 1987 y 1992, líder en bases intencionales.

Un anillo de Serie Mundial (Yankees, 1996).

¿Pero por qué a Wade Boggs lo llamaban el ‘Come Pollos’?

Resulta que Boggs era extremadamente supersticioso y tenía hábitos increíbles en el beisbol.

Todos los días se levantaba a la misma hora.

Siempre iniciaba su práctica de bateo a las 5:15 p.m.

A diario bateaba 150 lanzamientos.

Todo el tiempo hacía sus sprints a las 7:17 p.m.

Cada vez que iba a batear en un juego, dibujaba la palabra hebrea Chai (la cual significa  vida).

Pero también trascendió en su mejor época que cada vez que asistía su pareja al beisbol (sin ropa interior), Boggs bateaba aún mejor.

Lo del ‘Come Pollos’ es sencillo: Wade se comía un pollo entero antes de cada juego en el estadio.

Y la historia se remonta a 1981, cuando siendo muy joven jugaba en Triple A de los Medias Rojas de Boston (Pawtucket) y el 18 de abril se dio el juego más largo de la historia en el beisbol profesional: 33 innings.

Ese día, Boggs pospuso su comida para cenar bien en la noche al término del juego (normalmente a las 11 p.m.), pero nunca imaginó que se prolongaría hasta las 4 de la mañana con el marcador empatado 2-2.

Desde entonces, el toletero zurdo se aseguró de comer muy bien antes de cada juego y por eso su ritual diario de un pollo entero, su platillo favorito.

Recientes

TIRABUZÓN

Los Filis hacen millonario a Pete Rose Por Juan Alonso JUÁREZ CIUDAD DE MÉXICO.- En ruta a levantar la mejor cosecha de su carrera en

Leer más »