Icono del sitio Puro Beisbol

PARA QUE LA CUÑA APRIETE….

Colombia tuvo en su roster a ocho jugadores dominicanos, quienes contribuyeron para derrotar dos veces a los Gigantes del Cibao en la Serie del Caribe 2022

PEDRO G. BRICEÑO/LISTÍN DIARIO

SANTO DOMINGO._ En la recién coronación de Colombia como campeón de la Serie del Caribe, la Liga de Béisbol de Verano Dominicana cuenta con una amplia cuota de protagonismo y responsabilidad.  

Esto así porque de los ocho peloteros dominicanos que figuraron en nómina de los hoy monarcas, Caimanes de Barranquilla, al menos cinco participaron en la versión del año pasado de este evento.  

La bien llamada Liga de las Oportunidades, no solo continuó honrando su gran sobrenombre en que desde su fundación hace más de una década un extenso puñado de jugadores ha encontrado trabajos en otros países, sino que en esta ocasión desempeñaron roles fundamentales para que los colombianos alzarán por primera vez el trofeo en sus tres años de participación en el Clásico Caribeño.  

Esos integrantes de la Liga de Verano Dominicana, principalmente miembros de los Granjeros de Moca fueron tan determinantes como Fernando Pérez, quien el pasado 31 de enero  venció 2-1 al sólido equipo dominicano, tras lanzar 5.1 de entradas en que permitió una vuelta y abanicó a cuatro.   

Incluso, la responsabilidad de lanzar los últimos tres episodios en el choque que definía el trofeo y la gloria para Colombia recayó en Juan Díaz, con 1.1 de actos y Rodrigo Benoit, quien tuvo 1.2, ambos también militante del equipo mocano, el de más coronas en los torneos de Verano. 

Aún hay más, Porfirio López tiró 6.1 de entradas sin hit y solo perdió el choque porque un jonrón de Félix Pérez, de México se convirtió en la única vuelta del mismo. También  está Edgar Figueroa, quien fue el campeón de bateó este año en el béisbol colombiano con un robusto .422 (83-35), tuvo una labor limitada, pues aún está lastimado del  tobillo derecho y apenas agotó 5 turnos.  

Dueño de un bate “dulce”, el jardinero azotó el pitcheo colombiano y esta ofensiva le mereció recibir un contrato para jugar con los Pericos de Puebla de la Liga de México.  

Y así como consiguió su pacto, como Elniery García, quien lanzó de manera brillante en la semifinal ante Venezuela acordó casi de inmediato de concluir su labor, con el Licey y el propio Pérez tendría un contrato amarrado con el Escogido. 

El año pasado, Figueroa, un jardinero de gran talento, estuvo como invitado a los entrenamientos de los Gigantes, azotó en los partidos de exhibición, pero al final tuvo que irse a jugar para otro lado. 

“El dirigente de los Gigantes Luis Urueta me recomendó jugar en ese béisbol y unido a Angel Izquierdo me ayudaron para que jugará allá y así lo hice”, sostiene el nativo de San Francisco de Macorís, a quien apodan el trueno. 

 “  Ese aporte realizado por este grupo de peloteros que cada año accionan en nuestra Liga es el ejemplo más idóneo que indica que en el país debe fortalecerse cada vez más nuestras Liga de Verano para que estos muchachos continúen aportando al béisbol del país en diferentes eventos internacionales”, expresó de su lado Juan Núñez Nepomuceno, presidente de la Liga.  

Agrega, que tras observar este desenlace el gobierno dominicano y las principales entidades del béisbol en el país deben promover  y fortalecer más esta Liga, como desde hace los últimos años se ha querido dejar establecido en que la Liga Dominicana de Béisbol trabaje más unido con la Federación de Béisbol en el sentido de crear una mayor y mejor estructura”, añadió.  

“El talento sobra en el país de magníficos peloteros que lamentablemente no reciben cabida en ninguno de los equipos de Lidom y entonces tienen que firmar con equipos de México, Panamá, Nicaragua, Colombia como viene ocurriendo. “Estos acuerdos se derivan de sus desempeños en nuestra liga de Verano”, acotó Núñez.  

Salir de la versión móvil