EL FAN MÁS ODIADO DE LA HISTORIA

Facebook
Twitter
WhatsApp

Redacción/Puro Beisbol

El próximo 14 de octubre se cumplirán 20 años de este escandaloso suceso en el Wrigley Field de Chicago

Imagínate que estás en las tribunas de un parque de Grandes Ligas y viene una pelota hacia ti. ¿Buscas atraparla, verdad?

Eso hizo un chico llamado Steve Bartman, pero nunca supuso el infierno que se le vendría encima porque esa pelota también pudo haber sido atrapada por el dominicano Moisés Alou en terreno de foul y eso pondría los Cachorros a 4 outs de su primera Serie Mundial desde 1945.

Sin embargo, Bartman la atrapó y eso dejó con vida a Juan Pierre, quien conectó un doblete y abrió las puertas a un rally de 8 carreras de los Marlins para terminar ganando 8-3 y al siguiente día rematar a los Cachorros en el definitivo séptimo juego.

¿Qué sucedió entonces con Bartman? Los fanáticos querían matarlo en el estadio y tuvo que escoltarlo la policía hasta su casa, donde lo cuidaban día y noche.

El gobernador de Illinois llegó a proponer que Bartman se uniera a un programa de testigos protegidos, y el Gobernador de Florida (Jeb Bush), lo invitó para que se mudara a su estado.

De la noche a la mañana, Bartman era considerado el enemigo número 1 de Chicago (como en su momento Al Capone), pero también era una gran celebridad en todo el deporte estadounidense.

Le ofrecieron un millón de dólares por aparecer en el Super Bowl y los rechazó.

Desde Florida le llegaron costosos regalos de los fanáticos de los Marlins, pero todos los regresó.

También «bateó» a todas las cadenas de televisión que buscaban entrevistarlo

Bartman era un fanático de los Cachorros y estaba muy triste por lo sucedido, de tal forma que envió un comunicado explicando que solo por instinto buscó atrapar la pelota, pero nunca vio venir a Moisés Alou (por cierto esa bola cayó en manos de un abogado, quien la vendió en 114 mil dólares a un restaurante para luego ser destruida y parte de la esférica se usó para una salsa con un destilado del vapor que surgió de hervir los restos, mientras la otra parte está en un museo de Chicago).

¡Pero la vida también tiene finales felices y sucedió con Steve Bartman!

Trece años después del desafortunado hecho, los Cubs llegaron finalmente a la Serie Mundial y se coronaron sobre Cleveland.

Los dueños del club sintieron que estaban en deuda con Bartman y lo invitaron a su ceremonia para entregarle su anillo de campeón.

Al respecto hay una película titulada Catching Hell, la cual fue filmada por ESPN.

Recientes

CHARLANDO DE BEISBOL

Por Rodrigo ROBLES / @rodrigoroblesb Recorrido dominical al cuadro Puebla, Pue., MÉXICO. – «Así es la vida, con un nuevo juego cada día y así

Leer más »

SÉPTIMA ENTRADA

Por Gilberto RUIZ RAZO DUDAS.- Si bien se dieron a conocer, de parte de LaMP, las jornadas inaugurales del próximo torneo invernal, resulta un tanto

Leer más »