DUEÑO DE BAR PREDIJO LA SERIE MUNDIAL 2023

Columnistas

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

ZONA DE CONTACTO

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

El Texas-Arizona y su gran historia alrededor del Clásico de Otoño

Por Fernando Ballesteros

ARLIGTON, TEXAS_ En Hoboken, un pueblo de New Jersey –a unos 15 minutos de Manhattan–, hay un añejo bar con un nombre muy peculiar: Texas-Arizona.

¿Quién iba a imaginar que esa sería la Serie Mundial 2023?

Solo el copropietario de dicho bar, uno de los dos hermanos, Jim McCue, quien lo predijo al arrancar la temporada 2023 de Grandes Ligas a fines de marzo, cuando todos pronosticaban a Dodgers, Padres o Mets por la Nacional contra Astros o Yankees por la Americana.

Hoboken es un pueblo que evoca una fascinante historia cultural y beisbolera, pero también ha sido testigo de algunas tragedias.

El 19 de junio de 1846, aquí se jugó el primer encuentro de beisbol en la historia con sus reglas oficiales, cuando el club Elysian Field de Hoboken fue sede del encuentro donde los New York Nine derrotaron a los Knickerbocker, de Alexander Cartwright, cuyo resultado fue el primero que apareció en los periódicos de Nueva York

Así nació el beisbol formalmente, ya que los incipientes peloteros de esa época habían sido expulsados de Manhattan por el desarrollo inmobiliario y las normas promulgadas para proteger los edificios contra las ventanas rotas por los batazos.

Hoboken también recibe miles de turistas anualmente para venerar al ícono de la música, Frank Sinatra, quien se crió en este pueblo en su niñez y adolescencia (Sinatra era fanático de los Dodgers porque desde muy pequeño iba al Ebbets Field para verlos jugar en Brooklyn y no a los Yankees de Babe Ruth).

SINATRA Y su estatua en Hoboken.

Pero el tema de esta historia es el viejo bar Texas-Arizona, un inmueble que hasta 1981 era un hotel muy concurrido hasta que la Avenida Park 67 sufrió un incendio donde murieron dos personas y la zona quedó tan devastada que mucha gente acogió como albergue dicho hotel, cuyo bar quedó en buenas condiciones y fue lo que se rescató del edificio para remodelarlo y quedarse exclusivamente con este giro.

Justo 20 años después de dicho incendio y como si fuera una premonición, los dueños del bar vendieron el negocio en marzo de 2001 a los hermanos Jim y Brian McCue, sin imaginar la tragedia mundial que se avecinaba.

La mañana del 11 de septiembre, Nueva York y el mundo se conmocionaron por el atentado a las Torres Gemelas y desde el Bar Texas-Arizona, los hermanos McCue veían atónitos como unos aviones sobrevolaban por su inmueble para luego impactarse con los edificios de la Gran Manzana.

El bar sirvió nuevamente como albergue y 56 días después –ya con toda una nación siguiendo su vida cotidiana–, los Dbacks de Arizona arrancaron la Serie Mundial contra los Yankees de Nueva York.

Y poco más de 20 años después, Jim McCue –un gran fanático del beisbol–, llegó el 30 de marzo a una tertulia con sus amigos en su propio bar para hacer un presagio tan irreverente como chusco, lo cual provocó muchas carcajadas en la mesa: «La Serie Mundial 2023 será entre Texas y Arizona» (dos equipos no protagonistas, incluso los Dbacks destinados al último lugar de la división Oeste).

Sí, ese fue un pronóstico de McCue en honor a su bar que ha pasado por tantas turbulencias, pero que sigue de pie y este lunes tendrá la casa llena con el segundo juego de la Serie Mundial entre los Dbacks de Arizona y Rangers de Texas.¡Eres grande Jim!

Y estas yo las pago….¡Salud!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados