CHARLANDO DE BEISBOL

Por /

Por Rodrigo ROBLES / @rodrigoroblesb

Germán Jiménez Camarena

Veracruz, Ver., MÉXICO. – “Nunca me culpo a mi mismo cuando no puedo batear la pelota. Simplemente es culpa del bate, y si eso continúa, irremediablemente cambio de bate», YOGI BERRA. –

** CUADRAGÉSIMO SÉPTIMO MEXICANO EN MLB. – El zurdo nació en la población de Santiago Ixcuintla, Nayarit, un cinco de diciembre de 1962.

Desde muy pequeño comenzó a jugar beisbol junto a sus hermanos Isaac y Saúl, quienes también llegarían a jugar a nivel profesional.

En su juventud militó en distintos equipos de su natal estado, y fue seleccionado mexicano para representar a nuestro país en la entonces denominada XXVI Serie Mundial Amateur que se efectuó en Tokio, Japón del 22 de agosto al 5 de septiembre de 1980.

Al año siguiente, es decir, en 1981, debutó en la Liga Mexicana con los Piratas de Campeche con quienes tuvo récord positivo con 7-6 y 2.85 de efectividad, abrió 18 de los 35 juegos en los participó.

Militó dos temporada más con los «Filibusteros» hasta que fue cambiado a las Truchas de Toluca en 1984, donde el frío y la altura no le hicieron tanta mella, pues ganó 11 juegos a cambio de 6 derrotas, aunque tuvo su segunda peor marca de efectividad de su carrera en el circuito veraniego con 4.57.

Para 1985, junto a la franquicia de Toluca, llegó a Puebla para convertirse en Ángeles Negros, equipo con el que participó por espacio de tres temporadas en los que acumuló 47 éxitos y 24 descalabros con 3.27 de PCLA.

Fue cambiado a los Charros de Jalisco en 1988, tuvo una temporada más que extraordinaria con marca de 14 victorias y apenas 2 derrotas y un microscópico 2.72 de efectividad. Números que no pasaron desapercibidos por los Bravos de Atlanta, que lo firmaron.

Atlanta era un equipo necesitado de pitcheo, lo que hizo que Germán llegará casi de inmediato a las Grandes Ligas donde debutó un martes 28 de junio de 1988, convirtiéndose en el primer nayarita en pisar el «Big Show».

Germán abrió ese juego de su debut, fue en el desaparecido Atlanta-Fulton County Stadium frente a los Gigantes de San Francisco. Trabajó por espacio de 4.1 entradas, permitió siete carreras, cinco de ellas limpias, con ocho imparables y dos bases por bolas. La pizarra favoreció a los de la bahía 13 carreras por 7.

La única victoria que obtuvo en Ligas Mayores fue con un marco esplendoroso en Shea Stadium un domingo 24 de julio de 1988, el estadio estaba lleno de colorido por sus 46,057 espectadores, porque ese día los Metropolitanos retiraron el número 41 de Tom

Seaver. Su actuación fue de cinco episodios, concedió una carrera, con 4 hits, ponchó a tres, favoreciendo la pizarra a los Bravos 4 carreras a 2.

Su última actuación de esa campaña fue el sábado primero de octubre, abrió el juego ante los Rojos de Cincinnati en Riverfront Stadium, trabajó solo dos entradas, aunque su equipo ganó 4-2, salió sin decisión, permitió una carrera con tres imparables, ponchando a dos.

En 1989 hizo el entrenamiento de primavera, y lo enviaron a los Bravos de Greenville de la Liga del Sureste, Clase Doble A, esperando que de un momento a otro pudiera dar el brinco a Triple A o directo otra vez a las Mayores. En Greenville tuvo números positivos ya que ganó 11 juegos a cambio de 7 derrotas y 3.48 de efectividad. En 137 entradas ponchó a 86 contra 36 bases por bolas.

Sin embargo ya jamás fue requerido, por lo que su línea en Grandes Ligas es de 1-6 en ganados y perdidos, 5.01 en PCLA, participó en 15 juegos, 9 de ellos como abridor, con un total de 55.2 entradas pitcheadas, 26 ponches y 12 pasaportes gratis.

Regresó a la LMB en 1990 con los Olmecas de Tabasco, y en un periodo de 12 temporadas también militó con los Sultanes de Monterrey, Rieleros de Aguascalientes, Leones de Yucatán, Tecolotes de Nuevo Laredo y culminó su carrera deportiva en 2001 lanzando durante seis juegos con los Langosteros de Cancún cuando contaba con 38 años de edad.

Germán totalizó 20 temporadas en el circuito veraniego, ganó 161 juegos por 123 derrotas, con una efectividad de 3.39, consiguió 1,281 ponches, participó en 419 juegos, abrió 371 y completó 98.

Actualmente es candidato a ingresar al Salón de la Fama del Beisbol Profesional Mexicano al aparecer en las boletas de votación.

«Todo es posible. Lo imposible simplemente toma más tiempo» DAN BROWN en La fortaleza digital.

rodrigoroblesbrena@gmail.com

Recientes

ZONA DE CONTACTO

El aniversario 147 de la Liga Nacional Por Fernando Ballesteros Mañana se cumplirán 147 años de que se fundó la Liga Nacional, uno de los

Leer más »

TIRABUZÓN

En Venezuela, gloria e infierno para la LMP Por Juan Alonso JUÁREZ CIUDAD DE MÉXICO.- Arribaron los Cañeros de Los Mochis a Caracas para su

Leer más »