CHARLANDO DE BEISBOL

Por /

Por Rodrigo Robles / @rodrigoroblesb

German Barranca Costales

Veracruz, Ver., MÉXICO. – “Si estoy jugando contra un equipo que me va ganando por una diferencia de carreras considerable y empieza a aflojar el ritmo y no me exige más, sinceramente me hace sentir peor, que si no estuviera haciendo jugadas y obligándonos a nosotros mismos a no bajar los brazos», ALVARO ZAMUDIO DÍAZ.-

** TRIGÉSIMO SÉPTIMO MEXICANO EN MLB. – Vio la luz primera el 19 de octubre de 1956 en el Puerto de Veracruz.

Desde muy temprana edad fue detectado por buscadores de los Diablos Rojos del México, quienes recibieron la notificación de los Reales de Kansas City para firmar al prospecto, entonces de 17 años de edad, firmando el 26 de agosto de 1974.

Los Reales esperaron al año siguiente para enviarlo a Sarasota, la sucursal Rookie del club. Después de 22 juegos en las paradas cortas, lo subieron a Waterloo Iowa de la Liga del Medio Oeste, con quienes disputó 65 juegos, también todos jugados en las paradas cortas, bateó 226, con tres cuadrangulares y 22 carreras producidas.

Para 1977 comenzó a desempeñarse en la segunda base con los Soles de Jacksonville de la Liga del Suroeste Clase Doble A. Bateó .259, tomó 409 turnos legales en los que pegó 106 hits. Regreso con los Soles en 1978, pero después de 29 desafíos lo subieron a los Reales de Omaha de la American Association League, Clase Triple A.

Su recorrido era ascendente, reportó para una temporada más en Omaha, disputó 122 juegos, tuvo un porcentaje de bateo de .254, conectó ocho cuadrangulares y produjo 49 carreras, defensivamente alternando la segunda base y las paradas cortas.

Durante esta su primera estancia en Omaha Royals, el veracruzano rompió una marca de bases estafadas con 75 y fue nombrado el Jugador Más Valioso del sistema de sucursales de los Kansas City Royals.

En 1979 jugando para los Omaha Royals. Germán rompió el récord de bases robadas en la AAA American Association con 75 bases en 92 intentos, razón por la que fue nombrado el jugador más valioso de la Organización Kansas City Royals.

Esas grandes actuaciones hicieron que el manager Whitey Herzog lo mandara llamar al primer equipo debutando el domingo dos de septiembre de 1979 a la edad de 22 años en un juego contra los Yanquis de Nueva York, entró a batear de emergente en la parte alta del octavo inning en lugar del designado Hal McRae sacando una rola a la segunda base. Dicho juego se fue a extrainning y los ganaron los Yanquis 6-5 en 10 entradas.

El veracruzano jugó sus primeros cinco duelos en el «Big Show», tuvo cinco turnos, bateó tres hits, entre ellos un doble y se estafó tres almohadillas.

En 1980 regresó a Omaha donde sus números no eran espectaculares a la ofensiva (.226, 69 hits y 26 producidas), fue llamado nuevamente al primer equipo de Kansas, en siete juegos, pero no le dieron oportunidad de tomar algún turno al bate.

El 21 de enero de 1981, Germán Barranca fue cambiado a los Rojos de Cincinnati a cambio del centerfielder dominicano César Gerónimo. Los Rojos lo reclutaron con los Indians de Indianapolis de la American Association Clase Triple A.

Jugó todos los 125 juegos de la temporada, repartió 137 imparables, de los cuales 22 fueron dobles, tres tiples y cinco jonrones, y cuando parecía que se iba a ir en blanco con relación a sus actuaciones en Grandes Ligas, lo mandó llamar el manager John McNamara para nueve juegos, con seis apariciones al bate, dos incogibles y dos carreras con una producida.

La campaña de 1982 fue la única de sus cuatro temporadas que Barranca pudo iniciar en Ligas Mayores. Antes de la suspensión por el Juego de Estrellas de ese año estaba bateando .250, no obstante estaba liderando a la Liga Nacional en triples con tres. Sin embargo después de 46 encuentros, trece imparables en 51 turnos fue enviado de regreso a Indianápolis, la sucursal Triple A de los Rojos. Tuvo un regreso candente a las Menores porque en 36 juegos se robó 16 bases.

Su último juego en Grandes Ligas fue el 11 de julio de 1982 frente a los Cachorros de Chicago a los 25 años de edad. Los Rojos lo transfirieron a los Tigres de Detroit el siete de septiembre de 1982.

En total Germán jugó cuatro temporadas, dos en la Liga Americana y dos en la Liga Nacional, con 67 juegos, 62 turnos al bate, 18 imparables, dos dobles, tres triples y 19 carreras anotadas, además de cinco bases robadas para un porcentaje de .290. Aunque siempre fue notable por su defensiva, particularmente en las dos posiciones alrededor de la intermedia donde tuvo un porcentaje de fildeo de .290.

«Podrías agitar las estrellas. Podrías hacer cualquier cosa, si solo te atreves. Y en el fondo, tú también lo sabes, y eso es lo que más te asusta», SARAH J. MAAS en Trono de Cristal. –

rodrigoroblesbrena@gmail.com

Recientes

TIRABUZÓN

Tres hits de López, Meneses no afloja Por Juan Alonso JUÁREZ CIUDAD DE MÉXICO.- Poco ruido en torno a la abrupta salida del camarero en

Leer más »

ALTUVE ESTARÁ EN EL WBC

El venezolano anunció éste miércoles que representará a su país CHICAGO (MLB.com) – Cualquier tipo de dudas que José Altuve estuviese teniendo sobre representar a

Leer más »

SÉPTIMA ENTRADA

Por Gilberto RUIZ RAZO DE VIAJE.- Representantes de los diez equipos de LaMP, andan, a estas horas, partiendo a la ciudad de Phoenix, en el

Leer más »