LMB: CANÓ, POR NUEVA MARCA DE BATEO

Columnistas

CHARLANDO BEISBOL

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

TIRABUZÓN

CHARLANDO BEISBOL

De mantener su porcentaje de bateo superior a los .450, establecerá récord en una temporada de 93 juegos.

Colaboración: Juan Luis HERMIDA USCANGA

El dominicano Robinson Canó disparó tres imparables, entre ellos un jonrón, en cinco turnos en el último juego de la serie contra Querétaro, por lo que el toletero de los Diablos Rojos elevó su porcentaje de bateo a un poderoso .455, lo que le permitirá establecer nueva marca para un campeón de bateo en una temporada de 93 juegos en la Liga Mexicana de Verano.

El porcentaje más alto para un campeón de bateo en Liga Mexicana lo registra Alfonso Nieto, del equipo Agricultura, que en el lejano 1937 bateó para .476, en una temporada de solamente 22 juegos, disparó 40 imparables en 84 turnos legales.

En un circuito donde ni siquiera en los tiempos modernos existe un rol establecido de duelos permanente por temporada, se registran diversas marcas, dependiendo del número de juegos que tuvo esa campaña.

Por ejemplo, después de la marca que estableció Nieto, el porcentaje más alto registrado para un pelotero en cuanto a bateo lo tiene Willie Aikens, quien en 1986 con los Ángeles Negros desbarató la liga y a la pelota comanda con 46 jonrones, 202 imparables, un porcentaje de bateo de .454 y 154 carreras impulsadas, que es marca actual en el circuito de verano.

En esa campaña de 1986 donde el rol regular constó de 132 juegos, el exjugador de los Reales de Kansas City y Azules de Toronto participó en 129 encuentros y fue uno de los grandes baluartes ofensivos al lado de Orlando Sánchez, Dave Stockstill y Guillermo “Tiburón” Rodríguez, se coronaron venciendo en cinco juegos a los Sultanes de Monterrey.

Desde luego, lo que está haciendo Canó es grandioso, pero será imposible homologarlo con el porcentaje de Aikens por la diferencia de juegos entre el rol regular de cada campaña.

Así, como se encuentran registrados las marcas de Nieto y Aikens en para temporadas de 22 y 132 juegos, también aparecen los monarcas de las diferentes campañas con un rol regular diverso.

Aquí las marcas en diferentes temporadas con una cantidad de juegos diferente:

57 JUEGOS: Olmo Rosario (Campeche) .408, segunda temporada del 2018.

66 JUEGOS: Leo Heras (Mariachis) .401 en 2021.

90 JUEGOS: Henry Urrutia (Saltillo) .402 en 2022.

100 JUEGOS: Demond Smith (Sultanes) .405 en 2004.

106 JUEGOS: Bárbaro Cañizárez (Oaxaca) .396 en 2011.

107 JUEGOS: Willis Otáñez (Pericos) .392 en 2010.

110 JUEGOS: Carlos Rivera (Oaxaca) .410 en 2007.

116 JUEGOS: Ty Gayney (Diablos) .411 en 1995.

118 JUEGOS: Jimmie Collins (Diablos y Córdoba) .412 en 1984.

119 JUEGOS: Daniel Mayorga (Durango) .386 en 2019.

122 JUEGOS: El General Julio Franco (Tigres) .437 en 2001.

124 JUEGOS: Ricardo Rentería (Jalisco .442 en 1991.

132 JUEGOS: Willie Aikens (Ángeles Negros) .454 en 1986, el porcentaje más alto para un bateador en una campaña que supera los 90 partidos.

134 JUEGOS: Raúl Pérez Tovar (Monclova) .416, en 1992.

138 JUEGOS: Jimmie Collins (Chihuahua) .438 en 1979, cuando la liga contaba con 20 equipos, una campaña antes de la huelga de peloteros.

Así que, con estos antecedentes, el extraordinario Robinson Canó sólo aspira a fijar una marca histórica en una campaña de 93 partidos, ya que la diferencia entre la cantidad de juegos del rol regular de las campañas de 1937, 1986 y la actual es abismal, y sería injusto comparar una temporada con otra.

Por eso en el Quién es Quién aparecen los porcentajes más altos dependiendo del número de juegos en cada campaña como un reconocimiento a cada uno de los monarcas de bateo.

Y eso habla claramente también, de la disparidad en cuanto al rol de partidos que viene arrastrando el circuito desde los años 70 hasta la fecha, y de la manera que se redujo o aumentó el número de encuentros entre temporada y temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados