jueves, febrero 22, 2024
spot_img

A 50 AÑOS DE SU MUERTE

Columnistas

ZONA DE CONTACTO

TIRABUZÓN

SÉPTIMA ENTRADA

TIRABUZÓN

ZONA DE CONTACTO

Roberto Clemente y su trágico deceso en un accidente aereo en 1972

Por Fernando Ballesteros

A solo unas horas de que finalice el año 2022, el mundo del beisbol sigue llorando su partida al cumplirse hoy 50 años del trágico accidente aéreo, donde falleció Roberto Clemente en su natal Puerto Rico.

Y es que fue un 31 de diciembre de 1972, cuando la estrella de los Piratas de Pittsburgh decidió abordar un avión con alimentos, ropa y medicinas, para ir hasta Nicaragua y ayudar a todos los afectados por el terremoto que había destruido un día antes la ciudad de Managua.

Esa heroica acción de Clemente no pudo gestarse, luego de que eĺ avión desapareció del radar a las 9:22 p.m. y luego se estrelló en las aguas del oceano Atlántico, donde también fallecieron las tres personas que lo acompañaban, entre ellos el piloto.

Cabe señalar que inicialmente el vuelo sería a las 4 p.m. y Clemente salió al aeropuerto de San Juan junto con su esposa Vera, pero el piloto tuvo un imprevisto y reprogramaron el vuelo para la noche, donde el pelotero prefirió que su mujer no volara.

La trágica noticia le dio la vuelta al mundo y desde entonces –cada año– Grandes Ligas rinde honores a Roberto Clemente, quien fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown el 6 de agosto de 1973.

Clemente ya se perfilaba para ser inmortalizado al terminar su carrera gracias a sus números brillantes en el terreno de juego (3 mil imparables), pero su lado humano lo hizo un ser especial.

El jardinero había llegó a MLB en 1955, tan solo ocho años después de que Jackie Robinson rompiera la barrera racial.

Esos dos hechos son un símbolo para las Grandes Ligas y representan para el beisbol mucho de lo que se ha perdido en este mundo convulso.

Descanse en paz, Roberto Clemente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

ZONA DE CONTACTO

TIRABUZÓN